Un escrito del historiador, Pvel Ulinov.

Kurhkuaeri (Curicaueri), principal dios Uacsecha, dios del fuego perpetuo y la guerra divina, figura central de los relatos del Petmuti, dios de nuestros abuelos en el camino, gua de la migracin P'urhpecha. Histricamente es representado por el fuego, como un Uaks (guila) y como piedra sagrada.

"Su historia y las fiestas que se hacan en su nombre se describan con detalle en la primera parte de la Relacin, ahora perdida, pero en la segunda parte del documento hay suficientes datos sobre las caractersticas del dios y, en cierta forma, el relato del Petmuti es la historia de Curicaueri.

De hecho, el relato comienza con la llegada de Curicaueri a Zacapu donde inici su seoro y, como aclara el autor de la Relacin, todo lo que contaba el petamuti (todas las guerras y hechos) se lo atribuan a Curicaueri.

Curicaueri estaba directamente relacionado con la guerra, la cual se haca en su nombre y siguiendo las indicaciones que los padres del dios (los dioses del cielo) le haban dado. A veces haca que los enemigos de los chichimecas se enfermaran y as stos podan vencerlos ms fcilmente; en parte por eso se crea que era l quien capturaba a la gente en la guerra y tambin era l quien la mataba en batalla. Los padres de Curicaueri tambin le dijeron que conquistara toda la tierra, le dieron una argolla de oro y las sogas para atar a los cautivos tomados en la guerra y le indicaron que habra alguien en su lugar (el Cazonci) para hacer que la gente llevara lea a los templos. Le aconsejaron, adems, que no empezara la guerra pero que se defendiera si sus enemigos lo atacaban y que se apropiara de las joyas de los pueblos conquistados. Por otro lado, en la ceremonia de la guerra el Hiripati pronunciaba una oracin para el dios del fuego que el propio Curicaueri haba ordenado.

En la nica lmina de la Relacin en que aparece Curicaueri (cuando se le presenta en sueos a Hiripan) se le representa con rasgos humanos y de manera muy similar a los guerreros, aunque sin plumajes en la cabeza. En el texto Hiripan lo describe como alguien que pareca seor con una "guirnalda" de cuero blanco y un bezote pequeo. A la mujer de Ucareo que presenci el concilio de los dioses, sin embargo, se le apareci como un guila Blanca que tena una verruga en la frente. Las plumas blancas, de garza, parecen haber estado asociadas a Curicaueri.

Pero tambin se dice que Curicaueri era una Piedra (probablemente un ncleo de obsidiana) de la cual se extraan navajas o pedazos que se le daban a los seores para que hicieran conquistas en su nombre o para que ocuparan un determinado lugar. De hecho, tener la piedra era un requisito para ser seor. sta se guardaba en un arca, se envolva con mantas y pieles de venado, se pona en un altar o troje y se le hacan ofrendas de comida. Posiblemente la piedra estaba presente en algunas ceremonias, por ejemplo durante el matrimonio de los seores pues las mujeres de stos eran, en primer lugar, de Curicaueri; los sacerdotes de Curicaueri la llevaba a la guerra y los seores dorman a su lado para quitarle el fro.

Los atavos de Curicaueri se guardaban en la llamada Casa del guila, la cual estaba dedicada al dios. Las mujeres hacan mantas para Curicaueri y los hombres participaban en las guerras para defenderlo. Curicaueri estaba estrechamente relacionado con el fuego y quizs por eso los seores acostumbraban teirse el cuerpo de negro, con humo, lo cual hacan por amor y honra a Curicaueri. En una ocasin se da a entender que se le alimentaba con lea y frente a sus templos haba fogones donde arda el fuego continuamente.

El principal asiento de Curicaueri era Ptzcuaro, aunque desde la llegada de Ticatame a Zacapu se le traslad a muchos sitios. En la poca de Hiripan, Tangaxoan e Hiquingaje el tesoro de Curicaueri y probablemente el mismo dios (la piedra) se traslad a Cuyacan (Ihuatzio) y en la poca de Zizispandaquare se le llev a Mechuacan (Tzintzuntzan)".

_________________
Fuente: Libro "Relacin de Michoacn"
Etzakutarakua.colmich.edu.mx/proyectos/relaciondemichoacan/indices/indiceDioses2.asp?letra=t&pagina=10