La familia Meypeti Cuiriz, responsabiliza directamente a las autoridades civiles y comunales, en turno, de la comunidad Purhpecha de Santa Fe de la Laguna, municipio de Quiroga, Michoacn, Mxico, por cualquier dao fsico, moral, mdico y psicolgico que resulte por el reciente ataque directo, orquestado por las autoridades en mencin, en contra de la comunera Nan Elia Cuiriz Fabin y su familia directa, tal y como se explicar a continuacin.

El da de ayer, fue un da histrico en la comunidad, a una comunera ejemplar, luchador social en defensa de las tierras comunales 1979-1981, le pisotearon los derechos comunales ms elementales, las autoridades civiles y comunales actuaron de mala fe, interpretaron que los llamados usos y costumbres son aplicable de modo individual y no en comunidad, despojaron de una propiedad a Nan Elia Cuiriz Fabin fuera de cualquier termino legal.

En tan solo unos meses despus en que se emprendi la lucha para la recuperacin de tierras comunales all por 1980. En esa poca y para finales de este mes est era el pensamiento de nuestras mujeres Purpecha comuneras: “Las comuneras no sern, nunca ms, indiferentes a las presiones que comparten con los comuneros. Sienten la necesidad de luchar junto al comunero, son compaeras que no solo han participado con voz y voto en las asambleas, sino que se han organizado en una unin de comuneras”. Claro eso fue en ese ao, porque hoy en da tal parece que retrocedemos como los cangrejos para atrs, hoy en da se ve muy poca la participacin de la lucha de la mujer comunera, hace 40 aos ya desde que las mujeres levantaron su puo izquierdo y dijeron Basta!, fueron las comuneras las mas lucharon en el movimiento de 1979 en la comunidad Purpecha de Santa Fe de la Laguna, Michoacn, pero tambin las que hoy en da menos tienen como participacin poltica dentro de la comunidad. Hasta hoy en da ninguna mujer comunera ha ocupado ningn puesto civil y/o comunal (representantes de barrios, jefes de tenencia, jueces, representantes de bienes comunales, etc.).

Han pasado ya 40 aos desde el inicio del movimiento de 1979, muchos de nosotros, incluyndome a m, nos toc tambin participar, aunque de manera indirecta en el movimiento, ramos los nios en ese entonces, a algunos nos cargaban en brazos y en espaldas, algunos otros ya tenamos un poco de edad. Yo me acuerdo de varios momentos, se me viene siempre a la mente cuando junto a nuestros padres nos toc estar da y noche por 18 da en frente del Palacio de Gobierno exigindole justicia al entonces gobernador del estado, Carlos Torres Manzo, mismo que se negaba a dialogar con las comuneras y comuneros de ese entonces, todava mantengo en mente cuando las casas de estudiante pertenecientes a la UMSNH nos regalaban y comamos a diario arroz y frijoles, me acuerdo del fro extremo del pavimento de cantera en frente de la catedral de Morelia, pues tan solo usbamos cartones como cama y algunas cobijas que no aminoraban nada el fro, ese es la imagen que ms recuerdo, pero tambin la asistencia de tantas marchas y manifestaciones en Morelia y en la ciudad de Mxico, y claro las muchas decenas de reuniones en la casa de la UCEZ comandada por el Licenciado Efrn Capiz. A muchas y muchos ms de mi generacin tal parece que no conocen esta historia de la lucha comunal, sus padres no les han inculcado ese conocimiento o es posible que ni en las mismas escuelas se fomente ese conocimiento. Nosotros las nuevas generaciones es importante que conozcamos ese legado que nos han dejado los que lucharon desde ese entonces, que respetemos y honremos no slo aquellos que derramaron su sangre por las tierras, sino tambin de los que se encuentran con nosotros todava.

Es necesario que la comunidad conozca y reconozca la labor y la lucha que emprendieron nuestros padres y abuelo, para que con ello nosotros tengamos un mejor futuro hoy en da. Han pasado ya muchas autoridades civiles y comunales y muy pocos de ellos ha honrado el legado de muchas y muchos comuneros. Hoy en da ya solo se le recuerda con un festival anual a Tat Elpidio Domnguez Castro, en un tiempo se le honraba tambin Juanita Ramrez, e inclusive a luchadores sociales de mas ahora como lo fue Tat Mateo Perez Ramrez, y al compaero “chaparro” Jos Luis Gaspar. Muchas y muchos mas comuneros desafortunadamente ya no estn presentes, tal como Tat Rodolfo Prez, Tat Rosalio Lucas Domnguez, Tat Leonor Gabriel, Don Vctor Garnica, Tat Jos Carmen Meyapeti Hernndez, Nan Teresa Lucas, Nan Nocolasa Medina, por mencionar a algunos, y a ninguno de ellos las autoridades les hicieron honores al menos el da de su muerte, claro, mucho menos lo hicieron cuando ellos todava estaban en vida. A la nica que se hicieron presentes fue en la muerte de Nan Adelita Castro, madre del profesor y luchador social Elpidio Domnguez, a ella si hasta envolvieron su caja con la bandera P’urhpecha.

Es pues necesario que a todas y todos ellos que lucharon desde ese entonces se les reconozca en vida, ya muertos “pa’que”, dicta el dicho.

Es justo, acertado y necesario reconocer y honrar el papel combativo desempeado por Nan Elia Cuiriz Fabin y por supuesto el resto de las comuneras de Santa Fe, al igual que el de la mujer P’urhpecha en general. Nan Elia hoy en da es victima directa de ataques a su persona y familia por lo que se explica a continuacin:

Desde hace 20 aos, Nan Elia Cuiriz Fabin, por conciencia y decisin propia decide cambiar su afiliacin religiosa, dejar atrs ese catolicismo que tanto ha dividido a los pueblos, y unirse a una religin de ndole cristiano. Es lamentable que en pleno siglo XXI (21) no se respeten las garantas mas elementales que cualquier individuo, incluyendo por supuesto el derecho constitucional de profesar cualquier asociacin religiosa. La desafortunada ignorancia existente en nuestra comunidad, llega a sus lmites en los ltimos aos a tal grado de que las autoridades civiles y comunales en aos anteriores llegaron encabezar la quema y destruccin de un inmueble en construccin para propsito de profesar otra asociacin religiosa en esta misma comunidad, creo y por informacin que en su momento me lleg las personas integrantes de esa religin entablaron una demanda judicial y penal en contra de quien en su momento resultase culpable de tal lamentable atropellamiento.

Cito lo anterior, porque Nan Elia no ha sido ajena al ataque y este tipo de odio hacia su persona desde hace ya mas de 20 aos en la comunidad. Nan Elia est siendo discriminada, est siendo juzgada como ratera e inclusive por comentarios de varios juzgada y relegada de sus derechos comunales que ella por derecho propio posee. Tal como se explicar ms adelante.

Hace 20 aos llego a la comunidad un doctor de profesin de nombre Jhon Cook (conocido cariosamente como Dr. Juanito), l pastor de una iglesia cristiana de origen de Estados Unidos ayud en su momento a decenas de familias en la comunidad de Santa Fe de la Laguna, la ayuda por supuesto fue tanto moral, espiritual, medicamente e inclusive con ayuda monetaria para uso en clnicas y hospitales principalmente en el estado de Michoacn. Como cualquier iglesia, ellos tuvieron la necesidad de tener un lugar para sus servicios religiosos, conociendo a muchas familias que son prcticamente fanticos de grueso colorado de la iglesia catlica presente desafortunadamente en la comunidad de Santa Fe de la Laguna desde la poca de la conquista y destruccin masiva de los espaoles, dichos fanticos religiosos desde dcadas no ha permitido y luchas por todos los medios posible a que no exista ningn otra asociacin religiosa en la comunidad en cuestin, sin embargo, la seora Nan Elia, logra junto a su esposo Carmelo, ya difunto hoy en da, prestar su propia casa para los propsitos de dicha religin nueva en la comunidad, hasta ah no se comente ningn delito penal ni comunal el profesar otra religin que no sea la “oficial” existente. En los primeros aos la iglesia es todo un xito por la gran cantidad de gente beneficiada por la misma, existen por supuesto decenas de testimonios a favor por favores recibidos ah. En esos mismos aos iniciales, y por idea del mismo pastor de la iglesia, en comn acuerdo de carcter meramente interno con la seora Elia Cuiriz y familia el Dr. Juanito propone y explica que hay una gran posibilidad de aterrizar y bajar recursos econmicos mismos que sern usados de forma transparente en la iglesia cristiana en cuestin, el Dr. Juanito logra persuadir a Nan Elia y a su esposo de que ser necesario “hacer un trato” interno y hacer creer a las fuentes econmica ubicados en Estados Unidos que existir una propiedad de terreno y casa que sern registrados como dueos para que esos recursos econmicos puedan ser bajados en la iglesia y “legalmente” mediante una Asociacin Civil legar existe ya de la misma iglesia en el estado de Michoacn. En ese “trato firmado” en papel y notariado legalmente en una notara ubicado en la ciudad de Ptzcuaro. Es necesario puntualizar a manera de informacin que ningn familiar directo quiso firmar ese documento, as que solo nuestros padres ponen sus firmas para apoyar conscientemente dicho trato. Ese tal trato se supone que sera meramente interno y que jams por ningn motivo nadie tendra conocimiento del mismo, se vea venir un problema como el que existe ahora mismo en la comunidad, y ese era uno de los motivos por los cuales se recalc decenas de veces que jams nadie debera de saberlo.

Dicho trato no era para fines de corrupcin a beneficio directo de Nan Elia o familia, ya que la cantidad de dinero que llegara a la iglesia sera usada cabal y transparentemente en la iglesia y para beneficio de la misma comunidad de Santa Fe de la Laguna. Se concret entonces con ese papel notariado la “supuesta compra venta” de un terreno de origen herencia familiar generacional ubicado hoy en da en el barrio uno de San Pedro. Pasados algunos aos empezaron a notarse algunos supuestos malos manejos de esos recursos por parte del mismo doctor Juanito, por supuesto Nan Elia confronta al pastor y le dice que ella no ser cmplice de supuestos malos manejos de algunos recursos destinados a la iglesia cristiana en Santa Fe, Nan Elia rompe formalmente todo trato directo con el pastor para evitar ser parte de una posible corrupcin en esa iglesia matriz en el estado de Michoacn y ubicado en Ario de Rosales. Pasaron varios meses en que Nan Elia qued sola en la direccin de seguir ofreciendo los servicios espirituales de la iglesia ah en Santa Fe, claro tan solo se dedicaron a leer y estudiar la biblia cristiana sin ya poder seguir brindando ayuda econmica a la comunidad y puesto que Nan Elia no se queda no nada de dinero proveniente de “dicho trato”, poco a poco muchas y muchos se fueron alejando de la iglesia en cuestin porque al parecer las familias en su mayora solo iban por la ayuda econmica que obtenan para los uso mdicos y curar males y enfermedades de cada quien. El doctor Juanito queda muy muy molesto con Nan Elia, por motivos que solo l mismo conoca, fue tal ese enojo que por decisin propia decide romper la confianza y el trato que Nan Elia y su esposo le dieron al doctor para hacer ese “trato de supuesta compra venta”. Hace 18 aos el doctor Juanito decide con las autoridades comunales en ese entonces darles la copia de los documentos de ese trato hecho y cotejado legalmente por un notario pblico, la intencin del doctor Juanito es supuestamente donar a la comunidad ese terrero y casa en disputa hoy en da.

Pasado tan solo tres meses despus en que el doctor entregara esos documentos a las autoridades comunales, el doctor acude con Nan Elia y llorando le pide disculpas y perdn por ese error cometido en contra de Nan Elia y la confianza que se le otorg en su momento al mismo doctor, el doctor Juanito, para corregir un poco ese error, le pide a Nan Elia y su esposo que por favor lo acompaen al notario pblico en Ptzcuaro, que l junto a su abogado rescindirn ese primer trato notarial, que en ese momento se har un nuevo documento y en donde se expresar la verdad de ese trato inicial, que darn fin a ese supuesto trato legalmente y para que Nan Elia no sea perjudicada por posibles decisiones de las autoridades civiles o comunales. Ese papel por supuesto puede ser cotejado en la notara pblica nmero noventa ubicada en Ptzcuaro, Michoacn. Hasta la fecha la familia de Nan Elia mantiene ese documento de cancelacin definitiva de esa supuesta compra venta de terreno y casa herencia generacional de Tat Carmelo Meypeti Hernndez. El doctor Juanito acude nuevamente con las autoridades y les entrega de mano este segundo documento legar y les pide que por favor usen el primer documento que les dio de forma discreta puesto que l mismo cree que alguien podr inconcientemente darle mal uso y en contra de la familia de Nan Elia. Pasarn ms de 6 aos en que las autoridades guardan celosamente esos dos documentos y no deciden darle un uso especfico al mismo, pero desafortunadamente tan y como lo predijo el mismo doctor Juanito, ese da lleg.

Y especficamente hace 6 aos las autoridades de ese entonces deciden llevar a la Asamblea General (dicho sea de paso, mxima autoridad de la comunidad) ese primer documento solamente e ignorando por completo el segundo documento legar, ellos alegando que desconocan la existencia del segundo, hace 6 aos la asamblea y con muy muy poca informacin decide arrebatarle a Nan Elia de dicha propiedad, se decide por votacin que esa propiedad pasar a ser parte de como un terreno ms comunal. Sin embargo, desde hace seis aos ninguna autoridad decide ir, sacar a mi familia de ah y posesionarse del terreno en cuestin. La familia de Nan Elia decide seguir en ese terreno y cree firmemente que legalmente no existe ningn argumento valido para que ese terreno sea despojado. Desde hace seis aos Nan Elia no recibe ninguna notificacin de la decisin tomada por la asamblea general de hace seis aos.

Tat Carmelo Meypeti Hernandez, que en paz descanse, en vida todava hereda ese terreno, por derecho y costumbre, en cuestin a mis dos hermanos menores: Carlos Meypeti Cuiriz y Frida Carmen Meypeti Cuiriz, esa herencia fue hecha formalmente desde hace mas de 15 aos y no se tiene posesin de las escrituras por los mismos problemas existentes explicados brevemente en este escrito. Yo desde que tengo uso de razn ah en ese terreno crec y es donde estn mis races y todos los recuerdos creados en mi existencia, hoy en da en sueos todava revivo esos lindo e inmemoriales recuerdos. Nan Elia despus de casarse con mi pap llega a vivir precisamente en ese terreno familiar desde que ella tena tan solo 14 aos de edad, hoy en da Nan Elia sigue con vida gracias al Creador y tiene 63 aos actualmente. Los paps de mi pap tambin heredaron ese mismo terreno desde hace varios siglos, es decir ese terreno es y ser siempre una propiedad comunal y de la que por derecho agrario tenemos derecho de poseer; por lo tanto, no debe de existir ningn motivo real de el de querer despojarnos de dicha propiedad.

Los problemas generados y que estn por generarse son gracias a la falta de conocimiento, ignorancia, falta de respeto a garantas individuales de cualquier comunera o comunero y por la incapacidad cabal de las autoridades civiles o comunales que competa para de resolver de forma legar este bochornoso asunto familiar. Es tan sencillo que tan solo se respete el segundo documento de cancelacin de trato entre el doctor Juanito y Nan Elia Cuiriz, y gracias a la existencia del mismo entonces no hay ningn argumento legar por el que se trata de hurtar y despojar a nuestra familia de este terreno. Es mera ignorancia y capricho de las autoridades en turno de querer quitarle ese terreno a Nan Elia, inclusive le han propuesto quitarle ese terreno y darle otro de similar tamao a orillas del pueblo, lejos de nuestra querida poblacin.

Hace dos semanas apenas en que mi familia, y especficamente mi hermana Frida Carmen junto a su esposo deciden fincar su casa en la parte que le toca. Y bolas! Entonces ah si reaccionan las autoridades y mandan un citatorio a Nan Elia Cuiriz y le dice que pare la construccin y se presente con las autoridades civiles y comunales. Nan Elia, nosotros como familia sabemos que legalmente un terreno comunal no se puede vender, a no ser que esa propiedad sea convertida en propiedad privada, pero para que eso pase son infinidad de papeleo que hay que hacer, el doctor Juanito saba a ciencia cierta que ese terreno por supuesto jams se trat realmente de comprar, eso jams se cruz ni en el pensamiento de la familia ni del pastor de esa iglesia.

Hace dos semanas y con el afn de que finalice este mal entendido, mi mam acude con mis hermanos y familia a la reunin, la reunin de realiza por mas de dos horas en la Jefatura de Tenencia, no se llega a ningn acuerdo puesto que las autoridades ahora si quieren hacer valido los acuerdos de una Asamblea General de hace mas de 6 aos. Nan Elia le pide a las autoridades que muestren tambin el segundo documento que el Doctor Juanito les dio desde hace mas de 15 aos, ellos dicen que no lo tiene y le piden a Nan Elia que es necesario una segunda reunin en solo una semana despus, para que Nan Elia lleve ese documento existente, y se acuerda que en dicha reunin estarn a parte de las autoridades, tambin los encargados de los ocho barrios que conforman la comunidad de Santa Fe de la Laguna. Mi familia hasta en ese momento se mantena con fe de que este problemita finalmente se resolvera en la segunda reunin. Hace una semana, mi mam acude a la notaria de Ptzcuaro para que le proporcionen una copia cotejada legalmente para poder presentarlo como prueba definitiva de que jams se concret ningn trato de compraventa de ningn terreno en la comunidad. Llegan de nueva cuenta a la segunda reunin, pero las autoridades se mantienen firme en su decisin inicial de concretar el despojo de la propiedad en cuestin, argumentan en repetidas ocasiones en que ellos jams tomarn en cuenta el segundo documento de cancelacin de contrato y trato y que ellos se basarn por sus huevos en tan solo el primer documento que un da les dio el doctor Juanito. Despus de mas de dos horas, las autoridades se sienten incapaces de resolver la cuestin y piden que sea pasado a una nueva Asamblea General y en esa se decida el caso.

El da de ayer domingo 24 de febrero de 2019 se lleva a cabo la asamblea general, la asamblea dura hasta por cerca de las cuatro de la maana. Se tratan varios asuntos ms y asuntos generales, y entre los puntos principales se toc en caso del terreno de la comunera Elia Cuiriz. Se registra una asistencia aproximada de 300 comuneras y comuneros, una asistencia nutrida con referencia a otras pocas asambleas generales celebrados en este periodo de las actuales autoridades, es lo que se calcul, pero esos datos precisos estarn seguramente en el acta constitutiva de la asamblea. Cabe mencionar que Santa Fe de la Laguna cuenta con una poblacin de 4,879 habitantes segn el censo poblacional hecho por le INEGI en el ao de 2010. Nosotros como familia y como comuneras y comuneros activos de la comunidad creemos firmemente que la mxima autoridad en la Asamblea General. Pero desafortunadamente esa misma autoridad no siempre es aplicable y mas aun cuando el asunto tiene que ver con la posesin o despojo de una propiedad a una o un comunero activo en el censo avalado por el tribunal agrario y anexado al expediente agrario, cito lo anterior porque para infortunio de nuestra familia la asamblea de nueva cuenta decide por votacin de los asistentes despojar de dicho terreno a la familia de Nan Elia Cuiriz Fabin. En el tiempo que duro la asamblea la seora en muchas repetidas ocasiones pidi de favor que por favor las autoridades le dieran lectura al documento en donde muestra la cancelacin de cualquier trato de compra venta; por supuesto las autoridades no hicieron caso y jams se basaron en ese segundo documento presentado. Es decir, se vieron muchas irregularidades en contra de la familia de Nan Elia Cuiriz, pero lo que se destaca en este mismo escrito es que la decisin se bas nicamente en la votacin y cuenta de los mismo, sin la presentacin de motivos meramente legales y en los cuales se base dicho despojo de propiedad. Las autoridades tan solo lanzaron la pregunta literalmente a la asamblea Quin vota por qu le quietemos a Nan Elia Cuiriz el terreno? La mayora levanta la mano. Quin vota por qu no le quitemos el terreno? Solo la familia y muy poco levantan la mano. Y as de simple supuestamente ya le quitaron a Nan Elia esa herencia de familia.

Nan Elia Cuiriz Fabian, en entrevista dicta textualmente: “Hoy la gente habla mal, es posible que, por falta de informacin, muchas seoras y seores de esta nueva generacin no saben de nuestra lucha, la gente solo trata de perjudicar a quien se deje y no quieren ver le realidad de las cosas. Desde hace aos la postura de las autoridades ha sido de a toda costa despojarme de ese terreno. En esta ltima asamblea y desde que la asamblea comenz jams quisieron leer el documento de cancelacin del trato, jams lo leyeron. Yo incluso en repetidas ocasiones les hice la pregunta Por qu un gringo quiso dar en donacin ese terreno a la comunidad? Por qu ustedes le dan ms crdito al gringo, al turhs que a nosotros los comuneros? Nadie hablo a favor de la familia, y es posible que, porque en esa asamblea haba muchas y muchos, pero de poca edad, un solo seor de edad avanzada y que estaba hasta atrs exigi a las autoridades que le dieran lectura a ese segundo documento y simplemente no le hicieron caso. Hace tras da a mi hijo Gerardo Meyapeti Cuiriz lo estn tratando de desconocer como encargado del barrio de San Sebastian que simplemente que porque l est a mi favor y que como encargado de barrio no actuar neutralmente. Yo pregunto entonces y acaso estas autoridades de hoy estn actuando de forma y modo neutral, estn aplicando recursos meramente legales? Yo soy una persona que me deben mucho respeto, soy una comunera integra y jams me he corrompido como comunera ni jams me he vendido en lucha. Me han tratado de asesinar por mas de cuatro ocasiones y tan solo por defender los intereses de mi comunidad Purpecha. Recuerdo cuatro eventos en los sent que era mi final; el primero, en algn tiempo viv en la orilla de la comunidad, en una propiedad de mi pap un lugar de nombre pkua, ah lleg un da uno de los ganaderos de Quiroga, lleg montado en caballo y con pistola en mano me amenaz de muerte para que yo dejara de proteger las tierras comunales. La segunda ocasin fue en una audiencia que tuvimos en la presidencia municipal de Quiroga, la presidenta en ese entonces era la seora Mara Socorro Villaseor Romero, recuerdo que estbamos sentados afuera de la presidencia el licenciado Capiz, Landa y mucha ms gente, llegaron igual muchos ganaderos de Quiroga en caballos y con pistolas en mano a amenazarnos de muerte, escapamos a como pudimos en esa ocasin, e incluso desde esa vez jams aceptamos hacer una nueva audiencia ah en la presidencia, si la presidenta quera hablar con nosotros tena ella que ir a la comunidad. En la tercera ocasin, yo fui a comprar pescado para un restaurante que tenia en un tiempo, fui a comprar muy cerca de jjtakureni, cerca de la propiedad del padre Isidro, ah lleg corriendo Tat Chucho, un pescador, y me advirti que en una cerca estaban dos ganaderos de Quiroga con pistola en mano escondidos en una cerca y que estaban esperndome para matarme o simplemente asustarme, yo traa de mano a mi sobrino Nicolas Bautista y l empez a llorar del susto, yo por supuesto tambin templaba de miedo, Tat Chucho nos pidi que nos subiramos a su canoa y que prcticamente nos agachramos para que no nos vieran, Tat Chucho no llevo en canoa en el lago y pudimos llegar casi hasta el lado de lo que le llaman la segunda parada, Tat Chucho nos salv la vida, corr de ah hasta mi casa y no sal de ah por mas de una semana de puro miedo. La otra ocasin siempre pienso que la bala que mat a Juanita Ramirez a mano de los ganaderos de Quiroga era dirigido para mi o para cualquiera de las principales seoras que andbamos mas al frente en esos tiempos en defensa de nuestras tierras comunales. LA ASAMBLEA GENERAL CELEBRADA AYER NO SIRVI, NO CUMPLI PARA NADA Y LA DE PROTEGER NTEGRAMENTE A CUALQUIER COMUNERA O COMUNERO. Yo entiendo que a lo mejor la gente no hablo a mi favor por miedo, no hablaron porque no se quieren dar a conocer como gente en contra de la CNC, porque existen grupo que estn en contra de la comunidad y que amenazan e inclusive matan por sus intereses, al comunero que mas maltrataron antes de asesinarlo fue a Tat Rosalio Lucas, a el lo arrastraron desde el pueblo, lo torturaron, lo asesinaron e intentaron esconder su cuerpo en el fondo del lago despus de meterlo dentro de un costal, amarrarle piedras pesadas para que se mantuviera en el fondo del lago… En la asamblea de anoche camine y llegue en frente de las autoridades y les reclame que porqu no quisieron tomar en cuenta y darle lectura al segundo documento y en donde se muestra que yo no soy culpable de ningn cargo, tambin ah mismo les exig que por favor asentaran en el acta de la asamblea los motivos reales por lo que me estn despojando mi terreno familiar. Casi al final de la asamblea tom el micrfono, y con voz firme, les dije que NO me saldr de mi terreno, si no me mor en la lucha por defender las tierras comunales, entonces ah morir de pie de ser necesario, yo no le he faltado en nada a la comunidad ni a mi barrio, he dado todas las faenas y cooperaciones. Ustedes las autoridades de hoy han creado un gran problema que veo venir para mi familia, y me pregunto Quin especficamente y cmo harn valer este acuerdo de asamblea general? Yo no le debo ni un peso a la comunidad, no he robado nunca nada. En repetidas ocasiones tuve la oportunidad de vender el movimiento, de ser millonaria por corrupcin del gobierno y empresas, y NO lo hice ni lo hare nunca. Cuando en los tiempos en que se quera poner un reactor nuclear, me ofrecieron darme residencia permanente a m, a mi esposo y a mis hijos para llevarlos a los Estados Unidos y lo rechac y lo rechazara mil veces puesto que mas vale mi dignidad que cualquier cantidad de dinero. Hoy me quitaron mi derecho en la asamblea, con esta decisin ya me incluyeron en la lista de traidores a la comunidad, en la lista de los que verdaderamente han robado miles de pesos a la comunidad, me estn excluyendo como comunera. Pero eso s, el da que los verdaderos ladrones de la comunidad paguen lo que se robaron y cumplan su condena penal, cuando encarcelen a ese que se rob ms de un milln de pesos, despus de ese da vengan a tratar de sacarme de mi terreno y de mi casa. Muerta me sacaran de mi terreno, si no me mataron en todos estos aos en la defensa de las tierras comunales, entonces, hasta hoy me mataran…”.

Pues tal y como lo describe en parte Nan Elia, es muy notorio que no hay mucho “delito” que perseguir, y que lo que est pasando es un completo abuso de autoridad, mismo que de ser comprobado se castiga con la ley. No hay fundamento real para juzgar a la histrica comunera Nan Elia Cuiriz Fabin como traidora a la comunidad, y por ende es de toda forma ilegal el despojo de su propiedad.

El tratar tan solo de hacer una accin y que esta mismo NUNCA se concrete y se lleve a cabo no puede ser tomado como herramienta legal para castigar y quitarle derechos comunales a nadie. La comunera Nan Elia tan solo “trat” pero no lo hizo con intenciones de enriquecimiento personal o en perjuicio de la comunidad y sus intereses. Se me viene a la mente, otro hecho en donde “se trat” de hacer algo ilegal, les cuento, all en los aos ‘80s Tat Elpidio Dominguez Castro irrumpe con una metralleta de grueso calibre en mano en el templo e iglesia catlica de la comunidad de Santa Fe de la Laguna, da posterior en la mera fiesta patronal en honor al “Seor de la exaltacin” y trata de arrebatar, hurtar, toda la limosna justado en la iglesia, para usarlo y me imagino regalarlo en la misma comunidad, sus motivos habrn tenido Tat Elpidio, se supo por varios que por supuesto l, hombre educado como maestro en normales rurales, trato de abrir los ojos a la comunidad y que dejara la gente de regalar una gran cantidad de dinero a la iglesia en diezmos o servicios caros y limosnas que la misma gente daba al cura indirectamente por la misma iglesia, en ese entonces Tat Elp decide regresar ese dinero, as que no hubo delito que perseguir, es decir el tambin tan solo trato de hacer algo que al final no lo concret, y la pregunta es En esa ocasin tambin a l le pisotearon lo derechos comunales? A l tambin le quitaron algn terreno o propiedad por ese supuesto error cometido? Entonces Por qu actan ilegalmente en contra de Nan Elia, y a los que verdaderamente han robado mucho en la comunidad no les hacen nada? Se siente valientes con una mujer Purpecha y a los dems no les hacen nada porque les temen? Hasta cuando tomar realmente en cuenta a las mujeres Purpechas de la mi comunidad?

La postura de Nan Elia sobre esta ltima decisin de la asamblea general y de mi familia es no salirnos del terreno, respetamos a la Asamblea General siempre y cuando en ella no se fomente la ilegalidad de los asuntos a tratar o que la misma no tenga injerencia para resolver cuestiones de posesin o despojo de bienes o terrenos comunales. Nan Elia Cuiriz y familia, acudir a las instancias legales correspondientes, tribunales, a la Comisin Nacional de los Derechos Humanos, y hasta de ser posible a la misma sede de organismos internacionales; es decir como familia agotarn todos los recursos legales a nuestro favor para que se respeten cabalmente los derechos que tenemos como comuneras y comuneros activos en la comunidad de Santa Fe de la Laguna, y con ello para que se nos restituya por derecho ese terreno y propiedad que se nos arrebat anoche o inclusive llegar a una posible conciliacin. Esta mala forma de actuar de las autoridades civiles y comunales debe de ser analizado de nueva cuenta, y de ser posible corregir ahora que hay tiempo y antes de que sea un problema mayor para la familia y para las mismas autoridades en turno. Agradecemos de antemano su comprensin y posible ayuda externa legal y moral para Nan Elia Cuiriz.


El da de ayer, a Nan Elia Cuiriz Fabian, la comunidad, literalmente, le apual la espalda. La foto fue tomada en una visita de Nan Elia en el estado de Kentucky. La mano empuando el pual se sobre puso a la imagen inicial con propsitos grficos del tema.

________________________
El presente se redacta en el estado de Kentucky, USA por Javier Mellpeti Cuiriz, hijo de Nan Elia Cuiriz Fabian y de Tat Carmen Meyapeti Hernndez, finado. Javier vive junto a su familia en una comunidad de inmigrantes en los Estados Unidos, desde hace 19 aos. Los testimonios aqu redactados fueron obtenidos en una entrevista por telfono a Nan Elia Cuiriz Fabian y familia. Lo siguiente se redacta nica y exclusivamente como modo de informacin y sin fines de dolo, ni modos legales en que se pueda ocupar la siguiente informacin. Cualquier medio de comunicacin, persona, y para fines meramente informativos, puede solicitar los dos documentos legales y cotejados por notario pblico. Nan Elia Cuiriz, al igual que muchas y muchos lderes sociales, es figura pblica y reconocida como mujer de lucha. Esta informacin es de carcter pblico, y puede ser compartido, tan solo cita esta pagina como fuente.