Al compa Checo.

Compa, ni siquiera s por dnde comenzar. Despus de un rato de pensarlo, tengo que contar como te (los) conoc. Creo que fue en el 2016 o 2017, no lo recuerdo con exactitud, lo que s recuerdo es que un da que llegu a casa, ustedes (Checo, Cacho y Angelito) estaban ah. Era el cumpleaos de mi hermana, y fue la ocasin perfecta para celebrar al ritmo de pirekuas.

Para esas fechas yo me encontraba resignificando la lengua y la Msica Purpecha. Y me saba las clsicas "Mantsana urapiti", "Chabelita", "Ojitos coquetos" de los Chapas de Comachun; "Caballituru jantukutini", "Orqudea tstski" de los Rayos del Sol de Angahuan. Y entonces, como quien no sabe cmo comenzar la fiesta, les dije: a ver, chense la de Caballituru jantukutini. Y la tocaron. Pero despus comenzaron a hablar de su msica, de sus pirekuas, de sus letras. Yo, francamente, qued fascinada. cuando finalizaba una pirekua, comenzaba la explicacin o la historia que le dio vida a esa pirekua, y yo me deca: "Dios mo, qu fuerte. Cunto sentimiento".

Recuerdo una que, particularmente me gust mucho: "Alacitueri" y que dice ms o menos as "alacitueri, male, k'amanhaskia; charanditari, male, k'amanhaskia; tanimu vuelta jikini k'uimucheska ka t'u no'ms, noru uerasnka ia" ('ya me termin (la cagetilla de cigarros) la de 'alas', ya me termin (la botella) la de charanda; ya te silv (chifl) tres veces y t no ms no sales (no sales a verme)').

Esta pirekua "Alacitueri" me gust muchsimo, me imagin inmediatamente el escenario que narraba la pirekua y que me remont a un momento muy marcado en mi vida. Me trajo pues, la vivencia de nuestra llegada al pueblo de mi madre, para entonces yo deba tener unos 11 aos, y juro que recuerdo ver a los seores en las esquinas fumando sus cigarros "Alas", en las tiendas eran los nicos cigarros que vendan, los daban a $1, y casi todos los seores los compraban sueltos, quiz el ms pudiente compraba una cajetilla y les ofreca a sus compaeros cuando se reunan en las esquinas a platicar. Tambin lo ms comn era la bebida de "La charanda", con esto se poda uno emborrachar, no recuerdo exactamente cunto costaba, pero en todas las tienditas la vendan.

Y algo que me sucedi despus, tambin en el pueblo de mi mam, ese pueblo al que tanto amo, fue que la primera vez que me enamor, cuando tena 14 aos, mi novio iba a mi casa todas las tardes noches a visitarme, como para esas fechas no haba celulares, la manera de comunicarme que ya estaba afuera de mi casa esperando a que saliera, era justamente silbando (chiflando). Y silbava una, dos y tres veces (primera llamada, segunda llamada, tercera llamada, supongo). Y as naca y se haca la magia. Yo sala a la puerta de mi casa y l se acercaba a verme, no podamos agarrarnos las manos porque luego "se me iban a podrir", segn deca mi abuelita, pero... esa ya es otra historia.

Y as fue como escuch aquella pirekua que me llen la vida, que me llen el alma, que me hizo remontarme a aquellos momentos de mi vida en que llegu a un pueblo en donde no se hablaba mi lengua materna, pero s la de mi madre y la de mis abuelos. A esa pueblo en el que las cercas an eran de piedra y las puertas de madera, y stas se atrancaban (aseguraban) con un palo. Aquel pueblo en el que comprbamos queso en $5 y chiles en $1. Y esta pirekua me remont a un momento exacto y glorioso de mi vida... Y quise seguir escuchando ms. Ese fue nuestro encuentro con los Checo, Cacho & Angelitos. An tengo su disco, y hubo un tiempo de mi vida en que lo tocaba muchsimo. Me s casi todas sus pirekuas. El autor, sin duda, fue el gran Checo Lpez.

Y as, p'ichpiri Checo, mientras an se sigue platicando qu es una pirekua, o qu es pirekua, t pusiste a bailar y a cantar a toda una generacin de nios y jvenes que lo hacan en su lengua materna: el purpecha. Yo he sido testigo de ello, cmo los nios, en mi pueblo, con sus bocinitas, salen a la calle y ponen sus pirekuas, esa pirekua que se ha nombrado como "la pirekua moderna". Pero sobre todo tambin puedo decirlo porque en las p'ampikuas (Los acompaamientos) yo misma he bailado --hasta ms no poder-- y cantado "Primer amor".

Gracias por tanto, por hacernos rer, cantar, bailar y hasta llorar ch'ari k'ustakua jinkoni.

Exep'erantakaks mentaru. Tat Dios jinkoni jarhaskaria.


_________________
Escribio: Tziitziikii Hernndez.
@ Facebook.com/tziitziikii.hernandez

Fotografa de Dante Cerano