NOTA DE REDACCIÓN:
LE ESTAN DANDO EN LA MADRE A LA OBRA VASCO DE QUIROGA fue el titulo del articulo publicado en 15 de mayo de año del 2004, por el diario digital Xiranhua, ha mas de 12 años el texto sigue tan vigente que es por ello que desde el archivo de Xiranhua Comunicaciones reproducimos este articulo.
.................................................. ....................................

LE ESTAN DANDO EN LA MADRE A LA OBRA VASCO DE QUIROGA

*Se nos está olvidando el olor del nurhite y la parhangua.


Una Universidad Indígena ¿para qué? Para completar la represión cultural como lo está haciendo el "Icatmi P'uhépecha" ubicado en Corupo, donde "casi obligan" a los artesanos a abandonar sus artes para que se dediquen a las actividades "modernas": elaborar balones de plástico; a las mujeres les enseñan a fabricar vestidos para que ya dejen el traje tradicional; claro, también hay cosas productivas que imparte el "Icatmi P'urhépecha", pero en mi sano juicio, el proyecto educativo no tiene ningún sabor p'urhépecha, al contrario apesta a turhixi, ¡ikichakua jajkundixini!.

Hace varios días, de casualidad encontré a Cuahutémoc Pérez Lemus, director general de los Icatmis en Michoacán, le hice el siguiente reclamo:
-- Usted y el Icatmi están echando a perder nuestro arte familiar, específicamente el de mi hermana y el mi padre. No me entendió, pero le explique. Mi hermana Cecilia Victoriano Cruz es una artesana que ha obtenido premios y reconocimientos nacionales e internacionales por su trabajo artesanal y varias de las colecciones de muñecos de textil están en museos públicos en México y otros están en salas privadas fuera de nuestro saqueado país, y como no ha logrado obtener apoyos para crear un taller, ella aceptó el programa del Icatmi y ya se dedica a elaborar balones de fútbol, sí de esos mismos que los chinos hacen por millares. Creo que es más fácil para el gobierno del cambio, que los artesanos cambien de actividad, que apoyarlos en lo que ellos saben hacer, le dije.

Además, mi padre Tata Juan Victoriano, el reconocido compositor, quien tiene una parte de su obra musical resguardada en una biblioteca de Nueva York, y ahora también ya dedica su tiempo a elaborar balones, le ayuda a mi hermana y ha hecho a un lado las partituras. Estos casos, no son únicos, hay más. Reclamé.

--Ya entiendo, dijo. "Estamos reordenando la escuela, hay muchas fallas, muchos saqueos de recursos que ordenar que dejó el gobierno anterior, vamos a ver eso, creo que es bueno revisar lo que usted dice" dijo, pero hasta la fecha no he sabido nada al respecto.
¡Le están dando en la madre! al legado de Tata Vasco. Eso es, si eso es. Pero ¿Qué no hay quien defienda?
Hasta hoy las escuelas dizque "p'urhépecha": Tecnológico de Cherán, Normal Indígena y otras que no las recuerdo en este momento, han sido instaladas en el territorio p'urhépecha, tal parece que todos tuvieran un solo objetivo: "dar en la madre" el trabajo del primer obispo de Michoacán.

Y ya viene la más grande, la multipublicitada Universidad Indígena. Ya un reducido grupo de profesionistas p'urhepecha bajo la supervisión de los turhixi están elaborando el proyecto educativo para los indígenas. Sólo un favor pido a los elaboradores del plan educativo, por lo menos avisen como quedó para uno saber por dónde apuntar la pluma. No lo digo para dirigir la crítica, lo que quiero decir es, si, el proyecto es como lo otros, sí como el ICATMI, entonces sabré para donde apuntar mi pluma, quizás a otra lengua, a otro idioma que si valga. Porque de nada va a servir escribir en p'urhépecha, ¿Quién lo va a leer? Sí, lo que enseñan en esas escuelas turhixecha disfrazadas de p'urhépecha, es olvidar esa lengua, la de los abuelos.

¡Se nos está olvidando a que huele el nurhite y donde está la parhangua!

XIRANHUA 01.jpg

Por: Pedro Victoriano Cruz
San Lorenzo Narheni, mayo 15 del 2004.