Nosotros, no somos descendientes de ese linaje de seores tarascos que en la invasin espaola pactaron con los ibricos y entregaron a sus mujeres, llamndoles tarascue, tarascue, que quiere decir en su lengua yernos. Y de all ellos despus empezronles a poner este nombre a los indios y en lugar de llamarles tarascue, llamron los tarascos (Relacin de Michoacn, 2000, p.328).

Nosotros, somos P'urhpecha, "gente del comn", "guerreros", "campesinos", visitantes, en otras palabras, somos Pueblo, y es el pueblo organizado el que hace la historia, no es el Cazonci o Irecha, no son los sacerdotes o petamuti, no son los caciques o carachacapacha, no son las instituciones, no son los gobernantes, quienes son el sujeto de la historia. Son los P'urhpecha quienes nutran y luchaban en las filas de los ejrcitos prehispnicos, quienes sostenan a la sociedad sembrando, cazando o recolectando, quienes trabajaban con sus manos la cermica, orfebrera y textilera e incluso quienes eran sacrificados en honor de Curicaueri o Xaratanga.

Nosotros somos orgullosamente P'urhpecha, Pueblo que Resiste desde hace ms de 500 aos y mantiene la herencia de lucha de Armola, Casimiro Leco, Primo Tapia, Elpidio Domnguez, Amafer Guzmn, Juan Chvez, Efrn Capiz, entre otros muchos referentes empricos de lucha y resistencia.

Nosotros, la gente comn somos lo que hacemos la historia.

En el contexto actual, los sumisos y entreguistas con el gobierno, son los actuales tarascos, aquellos que pueden dar hasta sus mujeres por quedar bien con pap gobierno o con los extranjeros.

Nosotros, categricamente somos P'urhpecha, no tarascos.

Somos Pueblo en Resistencia.

Juchri Uinpekua!