Esta manifestación cultural se encuentra prácticamente en la totalidad del territorio michoacano. Es sumamente abundante pero muy poco estudiada, si se toma en cuenta la proporción existente entre textos de estudio con la cantidad real de arte rupestre.

Existe toda clase de manifestaciones rupestres (pinturas y grabados principalmente) en diversas situaciones naturales (afloramientos y/o frentes rocosos, lechos de ríos, etc.) y contextos culturales (aislados, asociados a zonas arqueológicas con centros ceremoniales, etc.).

Hay por lo menos una veintena de trabajos arqueológicos dedicados al estudio del arte rupestre de Michoacán, los cuales no dejan de ser pocos, tomando en cuenta que esta manifestación cultural está ampliamente extendida en el estado (Rodríguez, 2013). De las regiones donde se han llevado a cabo estos estudios, son: cuenca del lago de Pátzcuaro y Cuitzeo; vertiente sur del río Lerma; el Bajío michoacano (particularmente en los municipios de La Piedad, Ecuandureo y Jacona), así como el municipio de Huetamo, en la Tierra Caliente.

La finalidad de poner al alcance artículos como éste, es el de sensibilizar a la sociedad e incitarla a ser partícipe en el estudio y conservación de estos vestigios arqueológicos, concientizarla de que se trata ni mas ni menos que la voz de sus antepasados que nos han dejado un mensaje, el cual debemos hacer posible que vuelva a ser descifrado y difundido.



Nombre del archivo "EL-ARTE-RUPESTRE-MICHOACANO.PDF", formato en PDF de 16 páginas, este trabajo puede consultarse en linea en el siguiente enlace o el archivo también se puede descargar de 1Mb de tamaño comprimido con WinRAR. Autor del escrito e investigación: Arqueologo, Sergio Manterola Rico.


_________________

Foto portada: QUERÉNDARO, MICHOACÁN. 2-IV-2006. "El Barquero" denota una muestra del modo de vida de las sociedades precolombinas que habitaron la cuenca de Cuitzeo.