Y ahora, el encendido de Tata Fuego en richo.

Un escrito de: Francisco Martnez Gracian.

El prximo primero de febrero las comunidades de las cuatro regiones p’urhpecha celebraremos en San Francisco richo la Fiesta del Ch’ipiri Jimbanhi (encendido del Fuego Nuevo) en honor a Kurikuaueri, deidad principal de los antepasados.

Smbolo del acto creador, de regeneracin, del calor y la energa, el elemento fuego fue considerado como el mensajero que une al mundo de los vivos con el mundo de los muertos. De ah su deificacin por excelencia. Y el que los antiguos lo hayan trado siempre consigo: “nosotros… de continuo andamos con fuego” (ALCAL, Jernimo de, Relacin de las ceremonias y ritos y poblacin y gobernacin de los indios de la provincia de Mechuacan).

No se trata, ni de lejos, de una “representacin” actual de ritos y ceremonias antiguos. (Camacho, A., Kurhikuaeri K’uinchekua: la performance itinerante, Tesis de licenciatura, UIIM, 2014).

Se trata, s de un reencuentro intra e intercomunitario con la identidad cultural, iniciado hace 32 aos a iniciativa de algunos profesionistas p’urhpecha, fundamentado en contenidos cosmognicos, astronmicos, filosficos e histricos propios del juch anapu (lo nuestro) y propios del p’urhepecheio (territorio p’urh). Se trata, tambin, de un proceso progresivo y evolutivo de recuperacin de los valores culturales, espirituales, sociales, educativos y artsticos. Se trata, adems, de un acto de resistencia cultural.

Sustentado en los uinhpetarekuaecha (valores culturales), el objetivo de esta celebracin es caminar en la mimxekua (sabidura), en el p’skuntakua (resurgimiento), en iaunhaskuntakua (fortaleza) y en la tanaxarantakua (reunin comunitaria), en orden a hacerse de jarhoajperakua (ayuda mutua), nchikuarikua (trabajo conjunto) y p’urhejkukua (combate y defensa), a fin de acercarse a la kaxmbikua (suma de todos los valores). Lo que justifica por dems esta fiesta. Y la vuelve indispensable. La ocasin? El momento anual, de acuerdo a la tradicin oral, en que la constelacin de Orin encuentra su cenit la media noche. Y el cambio tradicional del ciclo agrcola.

Que esta celebracin itinerante suma ms de tres dcadas, dice mucho. Por ejemplo, que tiene ya carta de ciudadana en las cuatro regiones p’urhpecha. Que a pesar del proceso al parecer irrefrenable de aculturacin y de los innumerables embates que sufre el pueblo p’urh, la vivencia anual Kurhkuaueri K’unchikua, con todos los momentos mensuales de reflexin y con las labores educativas que conlleva, est dando resultados: con la mirada puesta en sus races y con el dedo puesto en los retos presentes, la cultura p’urh se est revitalizando. De hecho, es en esta fiesta donde de muchas maneras ha resurgido para propios y extraos el valor de la marhuatsperakua (dar servicio a los dems) en oposicin al paradigma piramidal de poder, de acuerdo al cual se participa saltando (como en estos momentos lo estn haciendo los “chapulines polticos”) o escalando puestos de proporcional manera a la cercana que se tenga con el personaje mximo.

Los esperamos, Tata Kuerauajperi jimb, en la comunidad hermana de richo!


_________________
Escrito llegado va correo electrnico a la administracin de esta pgina.