Hola & Bienvenido(a) a nuestra página comunitaria Purépecha. ¿Esta es su primera visita? Registrarse
►Chúxapajtsin:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Flickr Venos en YouTube
    • Terútsemue - Bienvenidos - Welcome - Bienvenue - Willkommen - Bem-vindo

      Página en memoria de nuestro amigo por siempre: Tatá Mateo Pérez Ramírez. †
      Bienvenidos
      Image Tatá Jurhíata sésekua jimbó: Terútsemue sesï, janóe sani ixú ini P'urhé irétani jimbó, juchári anápu jimbó kurhámukukua ka uandákua etsákutarakuarhu. Jué je kúngorhentani iámenduecha, jué je sesï pájperani. Ka jaué je iasï k'oru p'ískuntani, uinháskuntani ka anháxustantani juchári iréchekuani, jurhéngorhekua juchari Naná ka Tatá K'eri Tu anápuecheri. Jué je iámenduecha janhánarhiani juchári T'arhésïchani ka Tukupuachaéchani, Naná-Tatá Kuerájperini ka K'eri Kurhíkuaerini ambé; indé jindésti juchári jakájkukua ka janánharhikua. Juéchka je iámenduecha jarhóajpeni ka jarhoájperani sani ixujtu...
      Bienvenidos
      Bienvenidos a este medio de comunicación comunitaria P'urhépecha, y la voz de las comunidades del Pueblo P'urhépecha de Michoacán, México. Fomento activo de la tradición oral y la ventana del Pueblo en proceso de recuperación de sus raíces de origen prehispánico. Por favor Registrese si no lo ha hecho aun, para que disfrute por completo de todos los Foros de esta comunidad indígena. Manden mensajes privados a los administradores en esta misma página o en las redes sociales, para el envió de aportes, archivos, escritos o dudas en esta página.
    • Conoce la historia de Naranja: sede del kurhíkuaeri k’uínchekua 2018 (fuego y año nuevo Purhépecha)

      La comunidad indígena de Naranja de Tapia, es sede del Kurhíkuaeri K’uínchekua 2018 (Fuego y Año Nuevo P'urhépecha), en esta milenaria comunidad una línea histórica une su pasado prehispánico con su pasado contemporáneo, la constante de unión, resistencia y lucha. La unión de dos linajes p'urhépecha en el siglo XIII para la conformación del Señorío P'urhépecha, así como la unión de las comunidades de Naranja, Tarejero y Tirindaro para luchar por la expropiación de la Hacienda de Cantabria. Un pasado y presente de lucha y resistencia se reencuentra con el Fuego Nuevo en Naranja de Tapia.

      Existen al menos dos interpretaciones sobre los antecedentes y significado del topónimo de Naranja, ambas provienen de la palabra Naranjan, una de las expresiones con la que se registra a la actual comunidad de Naranja en el libro Relación de Michoacán, donde aparece con “n” al final en por lo menos 6 citas o folios, representando el registro más antiguo hasta la actualidad. (Fuente: Alcalá Jerónimo, Relación de Michoacán / 1540. Folios 55v, 62v, 63, 77 y 116).

      Derivado de Naranjan, la primera interpretación proviene de la raíz P'urhé “naha”, etimológicamente presente en las palabras nahatieni: ser mandón, nahatiequa: mando, y nahati erahpeni terunchetahpeni: darles cargo o mando. Por lo que una primera explicación de la palabra Naranjan, en la voz p’urhépecha de Naránxani, es el “lugar donde nace el mandato del fuego”. (Victoriano Pedro, Interpretación / 2017).

      Una segunda definición emerge de la palabra Narangarinhio, que significa “lugar donde se ve o donde se puede contemplar” proveniente del verbo arangani: observar (Lucas Amaruc, Narangarinhio / 2018), hipótesis con la que también diversos T’erunchi (Cargueros) del Kurhíkuaeri K’uínchekua de Naranja coinciden. Sin embargo, sea cual fuere la interpretación sobre el significado, los T’erunchi de Naranja consensaron llamar a la comunidad de conformidad con el nombre histórico con que se menciona en la multicitada Relación de Michoacán, de ahí, que el nombre de la sede se haya acordado como Naranjan y así aparezca en el cartel del fuego nuevo correspondiente.

      En el pasado precolombino, Naranja de Tapia es uno de los primeros pueblos originarios asentados en la Cuenca de Zacapu, antes de la desecación de la ciénega, su forma de vida era la propia de una región lacustre “pescaba con anzuelo y con red —nunca con harpón— peces, ranas, tortugas, cangrejos y achoques, en los pantanos, se recolectaban almejas, así como el tzunbácuaro y el peme”. (Pétrequin Pierre, Ocho mil años de la cuenca de Zacapu / 1994).

      En el Michoacán prehispánico, a finales del siglo XIII, arribaron a la Cuenca de Zacapu diferentes linajes guerreros, entre los que se destacaban los uacúsecha (águilas), mismos que posteriormente dominaría todo el actual estado de Michoacán, estableciéndose en el llamado “Mal País” o también conocido como la “Ciudad Perdida”, lugar en que se encuentran mil 462 estructuras arquitectónicas edificadas, en su mayoría casas habitacionales, construcciones de almacenamiento, edificios comunitarios y una pirámide de 36 metros de largo, 18 de ancho y nueve de alto. (Pereira Grégory, Proyecto Arqueológico Uacúsecha / 2012).

      Lo anterior también se describe en el libro Nuevas contribuciones al estudio del antiguo Michoacán de Hans Roskamp, donde especifica que en el Mal País, en la fase milpillas (1245-1450 e.c.) destacan 4 aglomeraciones; el área de “Las Milpillas” que cubren 50 hectáreas, cuentan con 500 estructuras domésticas y 17 basamentos piramidales; “El Palacio-La crucita” con 50 hectareas, 9 basamentos piramidales y más de 300 estructuras domésticas; “El infiernillo” con 140 hectáreas, 1500 estructuras domésticas y 22 pirámides; y finalmente el “Maíz prieto” con 40 hectáreas y 1000 estructuras domésticas.

      Antes del arribo o regreso de los uacúsecha, ya estaban establecidos en la zona, los antepasados de la actual comunidad de Naranja de Tapia, p’urhépechas que dominaban plenamente la agricultura. En el territorio, existen 9 sitios arqueológicos asociados con Naranja: Buenavista III, La Virgen, Loma del Jacal, Naranja de Tapia, Naranja de Tapia II, Naranja de Tapia III, Yácata de la Mesa, Yácata de la Virgen y la Yacata Mesa de Lorenzo Silva. (Espejel Claudia, Etnohistoria y Arqueología Tarasca / 2006).

      En otras palabras, el pueblo originario de Naranja ya se encuentra establecido desde antes del 1200 de la era común, están presentes antes de la llegada o retorno de los uacúsecha, eran un pueblo p’urhépecha que dominaban la agricultura y en conjunto con otros pueblos originarios controlaban la Cuenca de Zacapu. Naranja es entonces el lugar que presenció los primeros episodios de formación del Señorío P'urhépecha, antes de la fundación de las grandes capitales en el Lago de Pátzcuaro.

      En el pasado mesoamericano, antes de la invasión española, el pueblo de Naranja también mantenía el nombre de Zizanban, así mismo los señores de Naranja son llamados Zizanvanachan y el Gobernante de Naranja en tiempos del arribo de los uacúsecha es Ziranzirancamaro, lo cual se establece en el capítulo intitulado “De como empezaron a poblar los antecesores del Cazonçi” en el libro Relación de Michoacán. Al respecto, es imprescindible realizar más estudios lingüísticos sobre el tema.

      También en el periodo prehispánico, en Naranja aconteció la primera alianza matrimonial entre Hireti Ticátame principal de los uacúsecha, y una hermana de Ziranzirancamaro, Señor de Naranja, llamada Pisperama, naciendo de esta unión Sicuirancha. (Ruiz Eduardo, Michoacán: Paisajes Tradiciones y Leyendas / 1891).

      De igual forma, en el libro Contactos Exteriores del Estado Tarasco de Sarah Albiez-Wieck, se cita el “Relato de Jarácuaro” de 1596, donde expresa que varios Señores uacúsecha, cuyos nombres no aparecen todos en la Relación de Michoacán, llegan al norte de la entidad, estableciéndose en una montaña llamada Cuinichuto en Zacapu, para después viajar al sur hasta Naranja, a pesar de las diferencias interpretativas, Naranja se vuelve a establecer como ruta de emigración, intercambio, alianza y guerra.

      En este contexto, en Naranja se dieron también los primeros intercambios culturales y biológicos, donde las mujeres p'urhépecha fueron un factor imprescindible de aculturación entre los recién llegados uacúsecha y los p'urhépecha agrícolas ya asentados previamente en la zona. Gracias a alianzas matrimoniales, los uacúsecha lograron establecerse en la cuenca de Zacapu e iniciar un proceso de aculturación en el que las mujeres, entre ellas la esposa de Hireti Ticáteme, Pisperama, encabezaron un proceso gradual de intercambio e identificación de preceptos sociales, incorporando y/o mejorando elementos como el idioma, la agricultura y los patrones culturales.

      También en el libro Contactos Exteriores del Estado Tarasco, se asienta que los emigrantes que llegaron a Zacapu, es decir los uacúsecha, se casaron con mujeres de Naranja que practicaban la deformación craneal, costumbre extendida en Mesoamérica. Después de la llegada de los “chichimeca” nómadas, el registro arqueológico al respecto, muestra cambios y continuidades.

      En el tema literario, a los recién llegados uacúsecha Jean Marie Le Clezio, premio nobel de literatura, les llama los “abuelos del camino” en su libro la Conquista Divina de Michoacán, bajo esta misma lógica, entonces las mujeres de Naranja serían las nanas o abuelas del camino, las que ayudaron a mejorar la cultura p'urhépecha.

      En al ámbito bélico, en Naranja también se dio el primer conflicto entre los uacúsecha y los p'urhépecha previamente asentados, a raíz de la muerte de un venado y su significado ceremonial, lo que generó la expulsión y derrota de los uacúsecha por el Señorío de Naranjan. En este periodo, en la llamada Fase Milpillas del 1200 a 1450, se construyeron algunas Yácatas en lo alto de Naranja y Tirindaro con carácter defensivo, lo que refuerza la idea de que los habitantes de Naranja fueron también defensores de este territorio.

      Históricamente, en esta comunidad milenaria se iniciaron los primeros trabajos para la conformación del Señorío P'urhépecha. Naranja de Tapia en tiempos precolombinos es territorio de emigración, de intercambio cultural, de alianza y guerra entre los p'urhépecha agrícolas y los p’urhépecha guerreros. En síntesis, es territorio primigenio, simbólico y de lucha.

      Posteriormente, en la historia contemporánea, durante la década de los 20 del siglo XX, los p'urhépecha de Naranja, Tiríndaro y Tarejero, encabezados por Primo Tapia, lograron la expropiación de la hacienda de Cantabria, propiedad de latifundistas españoles, adelantándose por más de una década al llamado “reparto agrario”.

      En la década de 1920, en un entorno de efervescencia social, campesinos e indígena de Naranja comenzaron a organizarse para obtener el reparto agrario, toda vez que una de las principales cusas de la revolución mexicana fue la lucha por la tierra, a la que miles de mexicanos se sumaron con la promesa de restitución de tierras hecha por Madero, sin embargo, avanzado el triunfo del Grupo Sonora en la Revolución Mexicana, los compromisos sociales aún no eran cumplidos.

      Bajo este ambiente social, Primo Tapia fue elegido delegado de los pueblos de Naranja, Tiríndaro y Tarejero. Con Isaac Arriaga, Apolinar Martínez y otros luchadores sociales, impulsó el movimiento agrario y sindical en México. En diciembre de 1922, fue fundador y primer Secretario General de Liga de Comunidades y Sindicatos Agraristas de la Región Michoacana. Al lado de Úrsulo Galván y J. Guadalupe Rodríguez, Primo Tapia intervino en el proceso de organización y lucha del campesinado del país. Los esfuerzos de las comunidades de Naranja, Tirindaro, Tarejero en la búsqueda de la tierra, tuvieron éxito en marzo de 1924 cuando fue repartida la Hacienda de Cantabria. (Friedrich Paul, Revuelta agraria en una aldea mexicana / 1981).

      La organización campesina e indígena logró sus objetivos por varios factores, en primer lugar, por la consolidación de la unidad interna de Naranja a través de la unión de las familias Gochi y De la Cruz. En segundo lugar, debido a un sólido equipo de trabajo de agraristas y revolucionarios que habían luchado desde 1910 como Eluterio Serrato, Gabino León y Salvador Espinoza de Naranja, Severo y Félix Espinoza de Tirindaro y Juan C. de la Cruz de Tarejero, así como el propio Primo Tapia, el tercer factor que contribuyó enormemente al triunfo de la causa, fue la unión de las comunidades de Naranja, Tirindaro y Tarejero fundando para ello un sindicato de comunidades agrarias y luchando en unidad de acción. En cuarto lugar, pero no por ello menos importante, la lucha contó con el respaldo amplio de las mujeres p’urhépecha, organizadas mediante Ligas Femeniles, quienes combatieron en contra el fanatismo religioso y el alcoholismo, explicando a la vez la importancia toral de las mujeres en la lucha y creando cooperativas para su propia manutención. Finalmente se combinaron las luchas comunales con las luchas nacionales, teniendo siempre como eje la lucha por la tierra. (Castellanos Alicia, Primo tapia de la Cruz un hijo del Pueblo / 1991).

      La victoria de Naranja de Tapia en el reparto agrario, es un referente histórico de la larga tradición de resistencia y lucha del pueblo p’urhépecha, un ejemplo de como el pueblo organizado, ya sea a través de comités, ligas, sindicatos o cooperativas, es el verdadero sujeto de la historia.

      En la historia de Michoacán, tanto en el pasado prehispánico, como en la historia contemporánea, Naranja de Tapia es territorio de unión, resistencia y lucha. Actualmente, con la sede del Kurhíkuaeri K’uínchekua 2018, una vez más vuelve a ser tierra de unión cultural y hermandad P’urhépecha.

      ________________
      Autor: Pavel Ulianov Guzman.



      Este artículo fue publicado originalmente en el tema del foro: Conoce la historia de Naranja: sede del kurhíkuaeri k’uínchekua 2018 (fuego y año nuevo Purhépecha) iniciado por Redacción Ver mensaje original

    Esta página comunitaria se reserva el derecho de prohibir el uso de cualquier programa, archivos y/o información en concordancia con los Derechos de Autor. www.Purepecha.mx NO aloja ningún tipo de material con Derechos de Autor en su Servidor, todo lo que aquí se encuentra y muestra son links o enlaces a servidores externos y la WEB ni el Staff tienen responsabilidad legal directa sobre dicho material.
    Solo unas cuantas partes de ésta página Web tiene COPYLEFT. Y para el resto, siempre se agradecerá que se cite a los autores originales y correspondientes del contenido de la obra: música, imágenes, archivo(s), vídeos, documentales, películas y escritos P'urhépecha (Purepecha) en cuestión. Esta página de comunicación indígena por asamblea comunal de la Cultura P'urhépecha se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra en http://www.purhepecha.org. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://www.purepecha.mx
    Este sitio Web es la propiedad intelectual de tod@s los P'urhépecha de Michoacán, México y en el Extranjero. Ha sido creado y diseñado exclusivamente con Fines Culturales desde el día Domingo 10 de Febrero de 2008, es expresamente prohibido utilizar este sitio para fines comerciales y de lucro ajenos a las costumbres y tradiciones de la Cultura P'urhépecha.
    Este sitio se administra y diseña desde la Comunidad Indígena de Santa Fe de la Laguna, Municipio de Quiroga, Michoacán, México.
    En común acuerdo, nos reservamos el derecho de admisión y expulsión o baneo de usuarios(as) registrados.
    www.Purhepecha.org + www.Purhepecha.com + www.Purhepecha.mx
    El huso horario es GMT -5. La hora actual es: 00:28.
    Powered by vBulletin® Version 4.2.5
    Copyright © 2018 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
    Traducción por vBulletin Hispano Copyright © 2018.
    Página comunitaria, medio de comunicación del Pueblo P'urhépecha, Michoacán, México.
    www.Purhepecha.com Todos los derechos reservados © Copyright 2008-2018.
    ;