Hola & Bienvenido(a) a nuestra página comunitaria Purépecha. ¿Esta es su primera visita? Registrarse
►Chúxapajtsin:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Flickr Venos en YouTube
    • Juchári Jimbáni Uéxurhini eróntskua 2020 - Kápakuarhu iréta uératini jimbó

      Página en memoria de nuestro amigo por siempre: Tatá Mateo Pérez Ramírez. †
      Bienvenidos

      Má jurhíatikua inchámani, kutsï febréru uéxurhini 2020 jimbó


        • Image         ..::KURHÍKUAERI K'UÍNCHEKUA 2019::..
          El ritual y celebración de la renovación de Ch'jpíri (Fuego), el comienzo de Juchári Jimbáni Uéxurhini; el Año Nuevo P'urhépecha se remonta al período prehispánico, época en la que se realizaban diferentes ceremonias en honor a las deidades propias de la Cultura Purépecha: Curicaveri (Kurhíkuaeri). Deidad de los antiguos P'urhépecha de donde surgimos los P'urhépecha, Kurhíkua= Fuego, Eueri. Eri= somos, (genitivo). La cita es el día Viernes primero de Febrero de 2020 en la comunidad Purépecha de Capacuaro, en el municipio de Uruapan, Michoacán, México.
          Jaué je p'ískuntani, uinháperantani ka tanháxerantani juchári iréchekuani. Menderu tsïpeparini eróntasïnhaksïni k'éri jánhasïkatiicha. T'erúnchitiicha, jurámutiicha ka k'uirípu Huancitu anápu. Iásï jindéuati ma ekuátsï témbini kuímu k'uínchentskua úkorhekua. Ma jurhíatikua inchámani Febréru 2019 jimbó.

             ☄ 2020 - Enlaces importantes, desde Capacuaro, Michoacán, México:
          - Programa de la caminata y traslado del Tatá Kurhíkua / Abuelo Fuego, de Cuanajo a Capacuaro.
    • El año musical de la sierra; partitura escrita en 1865 en la Meseta Purépecha

      Un escrito del músico e historiador: Juan Zacarías Gómez.

      La sierra p’urhépecha es una de las regiones culturales de nuestro país con gran apego a la música. Esta práctica está presente en todas las comunidades que pertenecen a la región. En la actualidad, en los pueblos de la Sierra P’urhépecha por lo menos, existe algún tipo de agrupación musical, ya sea banda de música, orquesta o conjunto de cuerdas o instrumentos electrónicos, piréris e inclusive pifaneros o chirimiteros. Este arte totalmente ligado a la vida de las comunidades de la región P’urhépecha tiene antecedentes muy antiguos de los cuales nos dan referencia algunos documentos, así como lo hacen algunas evidencias materiales.

      De la música en tiempos prehispánicos sólo llegaron a nuestros días algunos instrumentos, y unos cuantos documentos, que nos hablan del uso y fusión de este arte. La Relación de Michoacán, escrita por fray Jerónimo de Alcalá y algunos informantes indígenas, nos menciona la utilidad de la música en tiempos anteriores a la conquista, su uso principalmente ceremonial y de guerra, también menciona como se le llamaba a los instrumentos e instrumentistas. En realidad sería muy difícil poder reconstruir o interpretar las formas musicales de ese periodo, existen estudios que se han hecho a los instrumentos, o artefactos sonoros, los cuales nos dicen que las estructuras de los instrumentos P’urhépecha no concuerdan con el sistema de escalas y afinación de la música occidental; aun así, en nuestros días se asegura que existen cantos y música que son de origen prehispánico, si esto fuera cierto, seguramente tuvieron que adaptarse las nuevas formas traídas después de la conquista.


      En la foto Juan Zacarías Gómez entrevista a Tatá Rafael Bartolo de la Luz, gran compositor de la música P’urhépecha, originario de Jarácuaro, Michoacán. Juan es un músico joven que está en la búsqueda de dignificar la música Purépecha pero desde el testimonio y la voz de sus propios autores, es un músico que de manera objetiva busca hacer sonar esa música que ya no se escucha hoy en día. Esta y otras entrevistas a grandes compositores forma parte de una investigación y trabajo de campo que todavía se esta realizando en las comunidades P’urhépecha del estado de Michoacán. Fotografía de Male Rubí Huerta Norberto.

      Durante el proceso de conquista espiritual la música fue un instrumento muy importante para la evangelización, la introducción de este arte, así como de sus instrumentos y su estructura al modo occidental estuvo a cargo de los agustinos y franciscanos que evangelizaron la región de La Sierra P’urhépecha, el testimonio del uso de la música quedó plasmado en algunas crónicas de los religiosos escritas en ese tiempo, así como en los artesones y frescos que muestran ángeles músicos en varios templos como Cocucho, Nurío, Uruapan etc. Inclusive con instrumentos que aún sobreviven en algunas comunidades, como el órgano de fuelle de San Felipe de Los Herreros. Los testimonios palpables de la música en el virreinato, como hemos mencionado, están ligados principalmente a la iglesia, pero de la música del calendario festivo, que era y sigue siendo parte importante de los pueblos P’urhépecha, se sabe muy poco.

      Los documentos que dan referencia, sólo hacen una descripción del papel de la música en estos periodos, hasta la fecha no se conoce alguna partitura o escrito musical que date del virreinato, la cual nos daría una referencia auditiva, sobre todo en lo que refiere a las celebraciones del calendario festivo. Dentro de la región se sabe que hay géneros musicales propios de la Cultura P’urhépecha y los músicos de edad avanzada desde que tiempos se interpretan los géneros que los identifican como pertenecientes a esta región, sin embargo de algo están seguros, son antiguos.

      El documento musical que más se acerca al periodo del virreinato, es una partitura escrita, tal vez, en 1865 en la Sierra P’urhépecha, El Año Musical de la Sierra.



      ¿Qué es El año musical de la sierra?

      La respuesta la da el autor en la portada de la partitura, transcrita para piano, en la cual se leer la dedicatoria: Un pequeño obsequio al señor Doroteo Estrada y su apreciable esposa Amelia Equihua de Estrada.

      También nos habla sobre el contenido de la obra, que es lo que nos interesa en esta ocasión:
      “El año musical de la sierra”
      Potpurrí sobre sonecitos populares arreglado para piano.
      Por Jesus V. Sosa. Paracho 15 de agosto de 1896.


      La caligrafía utilizada, en la portada y en las indicaciones a lo largo de toda la obra, nos deja claro que el maestro Jesús Valerio Sosa era una persona con preparación musical, así como escolar.

      No se sabe aún por qué el autor fecha en su portada el año de 1896, y en la primera página de la obra aparece el año de 1865, es posible que sean los años que duró escribiéndola.

      El documento es una obra de gran valor porque registra la música popular del momento, además, nos sugiere que cada fiesta, a lo largo del año, tenía una música especial, como sucede en el presente. Además, la partitura es citada por los investigadores de la música mexicana de principios del siglo XX, lo que nos deja claro que es una obra reconocida por músicos no pertenecientes a la región.

      El año musical de la sierra fue escrito por el músico Jesús Valerio Sosa, uno de los compositores distinguidos que sigue vivo en la memoria de algunos músicos de La Sierra. Existen testimonios escritos que dan referencia de su persona, en el libro del investigador noruego Carl Lumholtz, El México Desconocido, el autor dice:

      El director de orquesta, tarasco de pura sangre y oscura piel, es un compositor de mérito nada escaso. Toca, según las palabras del cura, “cualquier instrumento que se le dé”.

      Lumholtz nunca menciona el nombre del director de la orquesta de Paracho, pero muestra una fotografía de él; al respecto, el maestro Francisco Bautista Ramírez quien fue discípulo de Emilio Valerio (hijo del autor de la obra), afirma que el de la imagen es el músico Jesús Valerio Sosa.



      También existen otras fuentes que hablan de ese personaje tan importante para la música P’urhépecha; pero ponen en duda que el maestro Valerio haya sido oriundo de Paracho, Rubén M. Campos dice:

      Hace medio siglo Michoacán era famoso en nuestros anales folclóricos por su producción musical popular… La población de Paracho era el núcleo de cancioneros y producciones de sones y bailes. Un maestro de capilla inteligente que acertó a pesar por el pequeño pueblo serrano y vio admirables facultades de los habitantes para la música, quedóse allí, y dedicóse a enseñar nuevos cantos para las formas musicales bailables a los jóvenes.

      Estas notas las escribe el autor en la segunda década del siglo XX- Por otra parte la estadounidense Marian Storm, quien vivió en Uruapan en los treinta, también nos da esa referencia:

      En los sesenta del siglo pasado un genio musical errante, don Jesús Valerio Sosa, paró en Paracho y se quedó a enseñar y componer música.

      El lugar de donde era originario el maestro Jesús Valerio Sosa, no es lo que nos interesa en este caso, pero es interesante exponer estas citas porque, en la Sierra P’urhépecha, a este compositor se le identifica como originario de Paracho.

      Sobre el contenido de la obra el autor la divide en dos partes señaladas por las estaciones del año, llamadas localmente como estaciones Secas y de Agua; en su primera página, nuevamente, encontramos en título de la obra, así como la indicación de la Estación de las Secas, y por el extremo superior derecho aparece la fecha de 1865.

      Musicalmente comienza con una pirékua, y a partir de la segunda página empieza señalar la música para cada fiesta, en este caso el Año Nuevo, aquí solo mencionaremos la música que hasta hoy se mantiene vigente y que está contenida en esta partitura.

      Algunas piezas contenidas en El Año Musical de la Sierra

      La faja colorada está señalada para la celebración del Año Nuevo, este son abajeño no tiene alguna indicación que sugiera que sea de autoría del maestro Jesús Valerio Sosa; en la actualidad se le atribuye su autoría y no es música que se toque sólo en el año nuevo. Por otra parte es uno de los sones más interpretados aún en la Sierra P’urhépecha.

      El torito de carnaval también es música que hoy en día sigue vigente; ésta sí, de manera muy especial, en fiestas de Martes de Carnaval. La música que se sigue interpretando ha sufrido ligeros cambios, pero se identifican con la que aparece en la obra.
      La coronación es un son que hoy en día se toca para la llegada de los palmeros, por lo menos en San Lorenzo y en Uruapan; los palmeros son jóvenes de las comunidades, encargados de cortar la palma en la Tierra Caliente, palma que se utilizará para su bendición el Domingo de Ramos.

      La sïrángua (xiránhua) es música utilizada en los casamientos o bodas de Paracho, es una tradición muy arraigada y se baila con la música registrada por el maestro Jesús Valerio Sosa. La xiranhua en español significa la raíz, aunque en el sentido de genealogía.

      El corcovi es una melodía muy sencilla; pero expresa un carácter ritual, tan sólo el escucharla nos hace suponer que es muy antigua. En San Felipe de los Herreros se afirma que es de origen prehispánico. El Corcovi es uno de los animales míticos de la Cultura P’urhépecha. Como esta pieza, encontramos varias melodías con títulos que hacen referencia a algunos animales de la región.

      T'amu Hoscua (T'amu Joskuecha) este canto también está incluido en la Estación de Secas; sobre la pieza Eduardo Ruiz nos cuenta:

      Los taracos ven con religioso respeto esos astros que llaman Las cuatro estrellas (tam-hoscua) y cantan todavía con expresión un himno antiquísimo consagrando a la Cruz del Sur.

      El dato, al igual que la partitura, aparecen en su libro: Michoacán, Paisajes, Tradiciones y Leyendas, escrito a finales del siglo XIX. T'amu Joskuecha en español significa “cuatro estrellas”.

      La música antes mencionada es sólo una parte contenida en la Estación de Secas, por otra parte, la Estación de Aguas comienza con la Danza de Moros, que bien sabemos se ejecuta en las fiestas patronales de los pueblos de La Sierra, estas fiestas se celebran en tiempos de lluvias. Es justo decir que la incluida en la obra es sólo una versión de la música para esta danza. Lo importante de la inclusión de una versión es que nos indica la importancia que tenía y sigue teniendo esta danza en tiempos actuales.

      Aparecen en esta partitura dos composiciones atribuidas al flautista Domingo Ramos, originario del pueblo de zacán, la primera es sumac Tzïtzïki un son abajeño que los músicos de Zacán afirman que es de ese autor. La otra melodía es el son Flor de Canela, a este muy conocido son le definieron su autoría en uno de los primeros concursos artísticos de los P’urhépecha, realizado en Uruapan en el año de 1942, la instrumentación la realizó el compositor y director de la banda de Zacán, Santos Campos, cada banda concursante la interpretó; pero la instrumentación del maestro Campos fue la que definió que se le reconociera la “autoría” a Domingo Ramos. En realidad no se ha terminado por aceptar que la Flor de Canela sea de autor conocido, Marian Storm nos deja este testimonio:

      En el año de 1935 el padre Santiago Carrión, maestro violinista de San Lorenzo, tenía ochenta y ocho años cuando abrió sus ojos en Paracho -decía Santiago- ya La Flor de Canela era vieja.

      La atribución de esta composición también se pone en duda porque el conjunto de cantos y música de Las canacuas incluye el son y este baile ceremonial, se afirma, se data de la época prehispánica, es una ceremonia para ofrendar frutas y flores a huéspedes gratos, así lo describe Rubén M. Campos.

      Por último, contiene música para La Danza de Los Viejitos, para las fiestas de fin de año, como sucede hoy en día, pues se ejecuta en las fiestas navideñas y no pueden faltar las tonadas con música especial para el arrullo de Niño Dios, parte importante también en los Coloquios o Pastorelas representadas en dichas fiestas.

      El Año Musical de La Sierra representa el primer registro conocido de un pasado que sigue presente, este documento merece un estudio más profundo, en esta ocasión sólo mencionamos parcialmente el contenido de la obra.

      ______________________
      Este es un trabajo de investigación de Juan Zacarías Gómez,
      con algunas fuentes consultadas como parte de la publicación que
      aparece en el libro de nombre "Si como tocas el arpa, tocaras el
      órgano de Urapicho..." (Reminiscencias virreinales de la música
      michoacana). De los Coordinadores: Jorge Amós Martínez Ayala
      y Ramón Sánchez Reyna.
      Este artículo fue publicado originalmente en el tema del foro: El año musical de la sierra; partitura escrita en 1865 en la Meseta Purépecha iniciado por Tatá Javie Ver mensaje original

    Esta página comunitaria se reserva el derecho de prohibir el uso de cualquier programa, archivos y/o información en concordancia con los Derechos de Autor. www.Purepecha.mx NO aloja ningún tipo de material con Derechos de Autor en su Servidor, todo lo que aquí se encuentra y muestra son links o enlaces a servidores externos y la WEB ni el Staff tienen responsabilidad legal directa sobre dicho material.
    Solo unas cuantas partes de ésta página Web tiene COPYLEFT. Y para el resto, siempre se agradecerá que se cite a los autores originales y correspondientes del contenido de la obra: música, imágenes, archivo(s), vídeos, documentales, películas y escritos P'urhépecha (Purepecha) en cuestión. Esta página de comunicación indígena por asamblea comunal de la Cultura P'urhépecha se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra en http://www.purhepecha.org. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://www.purepecha.mx
    Este sitio Web es la propiedad intelectual de tod@s los P'urhépecha de Michoacán, México y en el Extranjero. Ha sido creado y diseñado exclusivamente con Fines Culturales desde el día Domingo 10 de Febrero de 2008, es expresamente prohibido utilizar este sitio para fines comerciales y de lucro ajenos a las costumbres y tradiciones de la Cultura P'urhépecha.
    Este sitio se administra y diseña desde la Comunidad Indígena de Santa Fe de la Laguna, Municipio de Quiroga, Michoacán, México.
    En común acuerdo, nos reservamos el derecho de admisión y expulsión o baneo de usuarios(as) registrados.
    www.Purhepecha.org + www.Purhepecha.com + www.Purhepecha.mx
    El huso horario es GMT -5. La hora actual es: 12:46.
    Powered by vBulletin® Version 4.2.5
    Copyright © 2020 vBulletin Solutions, Inc. All rights reserved.
    Traducción por vBulletin Hispano Copyright © 2020.
    Página comunitaria, medio de comunicación del Pueblo P'urhépecha, Michoacán, México.
    www.Purhepecha.com Todos los derechos reservados © Copyright 2008-2019.
    ;